Cronología, Síntomas y Tratamiento de Abstinencia de Opiáceos

Jump to Section
  • Signos de Abstinencia de Opiáceos
  • Opciones de Desintoxicación
  • Desintoxicación Medica Como Parte de un Plan de Tratamiento Total

Las drogas opiáceas, incluyendo a los opioides recetados y la heroína, pueden producir síntomas de abstinencia a solo horas después de la última dosis, y los síntomas pueden durar más de una semana. Puede ser que la abstinencia sin ayuda no le amenace la vida, pero puede resultar en la recaída.

Los síntomas de abstinencia incluyen:

  • Náusea
  • Calambres musculares
  • Depresión
  • Agitación
  • Ansiedad
  • Deseo de opioides

Los opiáceos cambian la manera en que el cerebro responde a los estímulos de dolor y también pueden producir una sensación elevada al interrumpir el centro de recompensas y placer en el cerebro. See English Version.

El uso repetido o el abuso de una droga opioide puede cambiar la forma en que funciona la química cerebral de un individuo y puede llevar a la dependencia física y psicológica. Puede ser que el cuerpo ya no se sienta “normal” sin la interacción de la droga, y los síntomas de abstinencia pueden comenzar entre dosis o cuando el individuo deje de tomar el opio. Cada droga opiácea tiene una vida media única, la cual es el tiempo que se toma eliminar del cuerpo la mitad de la cantidad de la droga. Por lo tanto, los síntomas de abstinencia pueden comenzar a diferentes tiempos, dependiendo de la droga y del método en el que se toma.

La heroína es el opioide de acción más rápida; por lo tanto, también tiene la vida media más corta, según la Administración para el Control de Drogas (DEA). Su vida media puede ser de unos minutos a unas pocas horas. Medicamentos opiáceos recetados de acción corta, como la oxicodona de liberación inmediata (Roxicet) y la hidrocodona (Vicodin), tienen media vidas como de 4-6 horas, publica la Sociedad Americana del Dolor. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) reporta que la vida media de la metadona puede ser mucho más larga, como un promedio de 30 horas.

El inyectar, inhalar, y fumar drogas puede tener un efecto más inmediato, pero también puede que dejen de trabajar más pronto que las drogas que se tragan y se digieren en el estómago y el sistema digestivo. El principio de la abstinencia depende mucho en el tipo y el método de opioide que se abusa.

Signos de Abstinencia de Opiáceos

Los síntomas de abstinencia de los opiáceos pueden variar de leve a grave, dependiendo de cuán dependiente al opioide sea el individuo. La dependencia puede estar vinculada al período de tiempo que se esté tomando una droga, la cantidad de dosis, qué droga se tomó, las condiciones médicas subyacentes, cómo se tomó la droga, condiciones médicas subyacente, la presencia concurrente de asuntos de salud mental, y ciertos factores biológicos y ambientales, tales como antecedentes familiares de adicción, trauma anterior, o alrededores sin apoyo y de alto estrés. La abstinencia de una droga opiada puede aproximarse al siguiente cronograma, aunque puede variar de persona a persona.

Síntomas Iniciales de Abstinencia

Estos síntomas normalmente comienzan dentro de 6-12 horas con los opiáceos de acción corta, y comienzan dentro de 30 horas con los de acción más prolongada:

  • Lagrimeo
  • Dolores musculares
  • Agitación
  • Dificultades con caer dormido o quedarse dormido
  • Bostezos excesivos
  • Ansiedad
  • Goteo nasal
  • Sudores
  • Corazón acelerado
  • Alta presión
  • Fiebre

Síntomas Tardíos de Abstinencia

Estos síntomas alcanzan su punto máximo dentro de 72 horas y usualmente duran como una semana:

  • Nausea y vomito
  • Diarrea
  • Piel de gallina
  • Depresión
  • Deseo de drogas

Algunos de los síntomas de abstinencia psicológicos y los deseos de drogas opioides pueden continuar por más de una semana en algunos casos. Terapia y apoyo psicológico proporcionado por un profesional de salud mental como parte de un tratamiento completo de abuso de sustancias puede disminuir los síntomas y los efectos secundarios de la abstinencia.

Opciones de Desintoxicación

Existen varios tratamientos y opciones de desintoxicación para la eliminación de opioides del cuerpo y algunos pueden proporcionar un modelo más integral que otros. Por ejemplo, la desintoxicación médica abarca metodologías tanto del tratamiento farmacológico como del psicológico permaneciendo bajo estrecha supervisión de especialistas médicos y de salud mental en un entorno residencial seguro y reconfortante, mientras que una desintoxicación estándar puede ser realizada de forma ambulatoria.

Los síntomas de abstinencia de los opiáceos pueden ser muy incómodos, y la desintoxicación médica puede proporcionar la forma más segura y fluida de desintoxicación. Los signos vitales, como la presión sanguínea, los niveles respiratorios, la temperatura corporal, y el ritmo cardiaco, se pueden vigilar de cerca en un centro de desintoxicación médico que use medicamentos para regular las funciones cerebrales y corporales. Profesionales de salud mental también pueden evaluar y estabilizar a los individuos durante la desintoxicación médica. Aunque no haiga cronología específica para la desintoxicación, ya que cada individuo probablemente experimentará la abstinencia de opiáceos de manera diferente, la desintoxicación médica normalmente dura 5-7 días.

Las drogas opiatas no se deben suspender repentinamente, sin apoyo físico y emocional y sin supervisión, ya que los efectos secundarios de la abstinencia pueden ser poderosos y hasta pueden tener complicaciones peligrosas.

Medicamentos, como los anticonvulsivos, antidepresivos, y otros productos farmacéuticos específicos de síntomas, se pueden usar durante la desintoxicación médica para controlar los síntomas de abstinencia más difíciles.

¿Su seguro médico cubre algunos o todos los costos del tratamiento?

Los profesionales médicos pueden ayudar a un individuo a dejar de depender de las drogas opioides bajando o disminuyendo lentamente la dosis durante la desintoxicación médica. Esto mantiene llenos los receptores de opiáceos y previene el comienzo de síntomas graves de abstinencia. Los deseos de drogas y la abstinencia se pueden manejar reemplazando un opioide de acción corta como la heroína con otro de acción más prolongada como la metadona. La buprenorfina es un agonista opioide parcial que a menudo se usa tanto en la desintoxicación de opioide como en el tratamiento de la dependencia, ya que se mantiene activo en el cuerpo por más tiempo que la mayoría de los opioides y requiere una dosis más baja. Usualmente, los agonistas parciales no crean el mismo “alto” que crean los agonistas completos, por lo tanto es menos probable que sean abusados. Después de cierto punto, la bupremorfina deja de ser efectiva, actuando aún más como un elemento disuasorio del abuso.

Naloxona y naltrexona son antagonistas opioides que se unen a los sitios receptores opiáceos a lo largo del sistema nervioso central y bloquean que otros opioides los llenen. Esto quiere decir que aunque alguien trate de tomarse una droga como la heroína mientras está tomando un antagonista, lo droga no producirá los efectos deseados y envés puede causar un síndrome de abstinencia precipitada. El síndrome de abstinencia precipitada es la aparición repentina y rápida de síntomas de abstinencia, los cuales pueden ser intensos y pueden servir para evitar que alguien quien tome un antagonista trate de abusar un agonista opioide a la misma vez.

La naloxona se le agrega a la buprenorfina como agente inactivo de prevención de recaídas en los medicamentos como Suboxone y Zubsolv a menos que las drogas sean alteradas y después abusadas por vía de inyección. Productos de naltrexona como Vivitrol se usan más comúnmente para ayudar a prevenir la recaída después de completar la desintoxicación y después que las drogas opioides estén completamente eliminadas del cerebro y del cuerpo. La intención de la desintoxicación es estabilizar al individuo dependiente de los opioides, tanto emocional como físicamente, y la desintoxicación puede usar métodos de terapia farmacológicos y psicológicos para lograr esto.

Desintoxicación Medica Como Parte de un Plan de Tratamiento Total

Como la adicción es una enfermedad crónica y recurrente, con efectos secundarios y síntomas tanto físicos como emocionales, el tratamiento necesita ser integral. La desintoxicación médica es relativamente corta y puede proporcionar los peldaños para una recuperación más estable. La recaída es común para personas que luchan contra la adicción, ya que puede parecer que un regreso al abuso de drogas podría ofrecer alivio. Sin embargo, después de un periodo sin usar drogas, la tolerancia a ciertos niveles de drogas puede reducirse, y la recaída después de la desintoxicación puede ser especialmente peligrosa y puede aumentar el riesgo de una sobredosis mortal.

La sobredosis de drogas es la causa principal de muerte por lesiones en América. La Asociación Americana de Adicción (ASAM) estima que 100 americanos mueren de sobredosis de drogas diario, y 46 personas en los Estados Unidos mueren diario debido a sobredosis de opioides recetados. El New York Times reporta que los opioides son responsables por más muertes que cualquier otro medicamento o droga. La desintoxicación médica puede ayudar a suavizar la abstinencia, reduciendo los efectos secundarios, previniendo complicaciones serias, y reduciendo los deseos de drogas. Esto puede proporcionar un buen comienzo hacia la recuperación y ayudar a mantener la sobriedad a largo plazo.

La desintoxicación seguida con asesoramiento, educación, terapia familiar e individual, y los grupos de apoyo pueden ayudar a un individua a dejar de usar drogas y mantener la sobriedad.

Acerca la Desintoxicación de Drogas y Alcohol

Last Updated on March 10, 2021
Share
Don’t wait. Call us now.
Our admissions navigators are available to help 24/7 to discuss treatment.
Why call us?